OCTAVO MES EMBARAZO

El octavo mes de embarazo, a fondo

El octavo mes de embarazo empieza a ser un momento crucial de cara al parto. La recta final está ya encarada, y la verdad el ecuador del último trimeste de embarazo a punto de ser traspasado. Por eso, la idea del parto ya es inminente y sobrevuela la mente de la embarazada, y los deseos de llegar al final del mismo para ver al bebé suelen ser altos.

En este contexto se producen una serie de acontecimientos, síntomas y sensaciones en la futura mamá que le condicionan su cuerpo en el día a día del octavos mes de embarazo, ya que los cambios corporales siguen marcandno el día a día, con un, cada vez más alto, estrés preparto que hay que tener en cuenta para que no afecte más de lo que debería a la tranquilidad y salud de la embarazada.

Lo primero de todo, y para que entiendas mejor todo lo que está sucediendo dentro de tí en el octavo mes de embarazo, hay que centrarse en lo que le está pasando al bebé en este octavo mes de embarazo. Como puntos más relevantes, queremos apuntarte algunas:

  • El bebé puede haberse colocado ya, algo que confirmará una ecografía. Si no lo ha hecho, estará muy cerca de hacerlo. Debes tenerlo en cuenta una vez que lo sepas.
  • Si naciera antes de las 37 semanas, aunque sería un bebé prematuro, tendría muchas más posibilidades de vivir.
  • Dentro de su cuerpecito, el cerebro sigue formándose y creciendo, mientras que los pulmones todavía no están preparados y formados del todo. Sin embargo, los huesos de la cabea ya son flexibles para que así puedan pasar por la vagina durante el futuro parto.
  • Empezaras ya a notar partes del ebé, porque debido a su crecimiento ya se empezará a mover, por lo que pateará y se dará la vuelta, pudiendo verse como apoya los pies, las manos o los codos en tu barriguita. ¡Puede ser algo maravilloso que recuerdes siempre!

Esta situación que se producirá en el octavo mes de embarazo, hará que tengas que tener especialmente cuidado con algunas cosas que te puede provocar el movimiento y el crecimiento en esta fase del feto, como por ejemplo hinchazón, reflujo y estreñimiento, entre otros, por eso, vamos a verlos uno a uno.

octavo mes de embarazo Molestias octavo mes de embarazo

El estreñimiento es una de los mayores problemas que pueden aparecer en el octavo mes de embarazo, si es que no ha aparecido ya. ¿La causa? La movilidad instestinal se reduce considerablemente  debido a la comprensión que sufre el instestino en parte por el crecimiento del útero. Esta situación hace que las embarazadas tengas problemas de estreñimiento que pueden agravarle las sensaciones de molestía en el octavo mes de embarazo. Para luchar contra el estreñimiento, descartando los laxantes que no están recomendados para las embarazadas en esta fase, se puede probar con fibra, con  una muy buena hidratación y con ejercicio físico. De esta manera podrás combatir ese malestar que te puede dar tener estreñimiento en el octavo mes de embarazo. Recuerda que si tomas laxante te podrían causar deshidratación o contracciones, y no puedes arriesgarte a que eso pase en ningún momento.

La acidez también toma protagonismo en el octavo mes de embarazo. Tener más reflujo o acidez en esta etapa lo causa la imposibilidad del esfinter esofágico de aguantar las presiones intraabdominales, provocadas por el engrandecimiento del útero, lo que supone secrecciones ácidas y la regurgitación de los alimentos en el esófago, provocando el temido ardor.  Para ello, debes consultar a tu médico para que te aconseje algún antiácido que te ayude a solventar esta situación dentro de tu cuerpo y a mitigar la acidez, y a la vez, mejorar tu bienestar en esta fase, algo tan importante.

El hinchazón suele ser otro de los acompañantes en el octavo mes de embarazo. El hinzachón no es otra cosa que el aumento de volumen sanguíneo, junto con la compresión uterina, que dificulta el retorno de la sangre, por lo que los líquidos se acumulan debajo. El hinzachón puede aparecer en las piernas, lo que te hará notar que las tienes muy pesadas, incluso con sensación de dolor u hormigueo. Un lugar donde lo notarás será en los tobillos, que se suelen hinchar, pero mucho, en la fase final del embarazo. Puede ser que notes una pierna más hinchada que la otra, incluso roja y caliente. Eso te sucederá porque el embarazo favorece lso procesos de trombosis vaenor profunda de las extremidades inferiores.

Además de estas molestías, en el octavo mes de embarazo pueden aparecer otro tipo de problemas que te hagan tener molestias, además de los citados, y que deberás tener en cuenta y siempre consultárselos a tu médico y a tu matrona para que te ayuden y aconsejen la mejor opción para tu salud.

  • Sentirás contracciones más fuertes.
  • Se empezará a formar leche calostro en tus pechos y saldrá un poco.
  • Tendrás más dificultad para dormir.
  • Podrías tener dificultad para respirar.
  • Tendrás que comer menos cantidad más veces porque te sentará pesada la comida.

El octavo mes de embarazo es ya la recta final. Cuando acabe te quedará nada. ¿Estás lista?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...