Cinco disfraces de Halloween ‘terroríficos’ para el bebé

Este viernes es 31 de octubre y, por tanto, víspera del festivo de Todos los Santos. Sin embargo, desde hace ya unos años ha cogido mucha fuerza en nuestro país la celebración de una tradición muy arraiga en países anglosajones, y que durante mucho tiempo hemos visto solo en películas: la noche de Halloween. Hoy día la vemos cada vez más en nuestro entorno. Y este año, si quieres y si tienes un bebé, puedes verlo en tu propio hijo. Por eso en nuestro artículo de hoy vamos a recomendarte 5 disfraces de Halloween para el bebé que puedes hacer de una forma muy sencilla. Si no tenías pensado disfrazar a tu bebé o no quieres comparar un disfraz, ¡vamos a obligarte a que te repienses la idea ahora mismo!

 

disfraz-bebe-brujaBruja malvada

Uno de los disfraces de Halloween para el bebé más recurrentes, graciosos y utilizados es el de ‘malvada bruja’. Convertir a pequeñas jovencitas en este personaje tan habitual en cuentos o novelas es muy sencillo. Para ello solo tienes que vestir a tu bebé de negro y comprar una escoba pequeña (si puede ser de madera) y un gorro negro en forma de pico, el típico de bruja, que seguro estos días venden en muchos sitios. Además, si quieres mejorar el traje, puedes ponerle algún chaleco o camiseta de color (si es brillante mejor) por encima de la camiseta negra y hacerle algunos cortes en forma de rombo y así le darás un toque de color. No olvides comprarle unas buenas zapatillas de estar por casa negras e incluso ponerle unas hombreritas para llamar más la atención. Finalmente puedes ponerle una banda de algún color al sombrero. ¡Y a echar conjuros!

 


halloween murcielagoMurciélago terrorífico

Si prefieres otro tipo de disfraces de Halloween para el bebé pero también muy habituales por estas fechas puedes escoger el de murciélago ‘completamente terrorífico’. La forma de configurarlo puede ser muy parecido al de bruja, pero tendrás que cambiar algunas prendas. Por ejemplo, necesitarás dos cosas básicas. Un pasamontañas negro que deje la cara descubierta a tu bebé y una tela de fieltro que deberás recortar con forma de alas y también con forma de orejas. Una vez la tengas, puedes hacerle en otro color una costura a un centímetro del borde, pegarle las alas a la camiseta negra, y las orejas al pasamontañas. No olvides que en la camiseta negra del bebé, deberás dejar tu fantasía correr para darle un poco de sentido al traje. Mira lo que han hecho estos padres de la foto con este elegante murciélago.

 

disfraz bebé esqueleto Tétrico esqueleto

Otra opción que puede llamar mucho la atención para elegir disfraces de Halloween para el bebé con muy poco que confeccionar es la de convertir a tu bebé en esqueleto por un día. Sí, y sin tener que dejarlo de alimentar. Es muy sencillo, solo tienes que vestir a tu bebé de negro y añadirle una línea de tela blanca en las mangas o en los piernas de los pantalones. En el tronco, deberás confeccionar una línea de arriba abajo que lo divida en dos, con otras líneas perpendiculares horizontales que conformen las costillas.  Y si ya quieres rizar el rizo, en la cara le puedes poner alguna pintura blanca, para que así dé… ¡más miedo que nadie!

 

 

disfraz calabaza halloween Calabaza buena

Si en cambio, los disfraces de Halloween para el bebé tan oscuros no te convencen, y prefieres uno con más luz y color, te damos otra opción muy sencilla y con la que seguro que tu bebé luce mucho. La típica calabaza de Halloween puede recobrar vida en el cuerpo de tu bebé, sea niño o niña. Es muy sencillo, solo tendrás que comprar ropa naranja y ponerle un par de detalles verdes. En el caso de que sea una nena, es tan sencillo como añadir un tutú de ese mismo color (que seguro que esos días puedes encontrar en muchos sitios) y confeccionarle una pequeña diadema con un detalle verde. Si es niño, puedes cambiar la diadema por un gorrito verde, simulando las hojas de la calabaza y ponerle algunas tiras de papel celofan naranja cayendo de su cintura. ¡Así de fácil!

 

 

bebé momia halloween Momia viviente

Halloween es conocida también como la noche de los muertos vivientes. ¿Por qué no convertir a tu bebé en una guapísima momia? Si también quieres huir del negro, lo que tienes que hacer es coger ropa de color blanco, ponerle una camiseta de manga larga encima con cortes horizontales en la parte del tronco, para así conseguir el efecto de vestiduras rasgadas. Otra posibilidad es que enrolles (sin ninguna presión) el cuerpecito de tu bebé con una venda cogida con esparadrapo, y que le pongas un gorro blanco con algunos ojitos dibujados. También puedes utilizar papel higiénico. Muy barato, muy asequible y hasta ¡Muy terrorífico!

 

¿Te ha convencido ya algunos de estos disfraces de Halloween para el bebé? No dejes a tu bebé sin Halloween y recuerda hacerle una foto tanto para ti como para él cuando sea mayor. 

También te puede interesar:

Cinco regalos ecológicos para bebés

Cosas que no se regalan a un recién nacido

Seis regalos tecnológicos para bebés

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...