Alimentación del bebé: ¿Cuánto y cómo debe comer el bebé?

alimentación del bebéLa lactancia materna y la alimentación del bebé son temas que acostumbran a plantear bastantes dudas entre las mamás y los papás, sean o no primerizos. La frecuencia con la que se debe amamantar o darle biberón al bebé, y las cantidades suficientes, son preocupaciones a las que queremos dar respuesta. De todas formas, es importante recordar que las necesidades de cada bebé son únicas y diferentes, y que no se puede establecer con total exactitud cuándo necesita recibir alimento y en qué cantidad. Al final, los papás se irán adaptando al ritmo del bebé de una manera progresiva.

Alimentación del bebé

Durante el primer mes, el recién nacido debería alimentarse entre ocho y doce veces al día. Hay que tener en cuenta que si se le da el pecho, la frecuencia de tomas será mayor que los bebés que ingieren leche de fórmula. Porque la leche materna se digiere con más facilidad, lo que significa que avanza más rápidamente por el sistema digestivo y, consecuentemente, el bebé tarda menos en tener hambre. Además, los bebés alimentados con leche de fórmula suelen prescindir antes de la toma nocturna.

Más tarde, cuando tienen entre uno y dos meses, la mayoría de bebés hacen entre siete y nueve tomas diarias. A medida que van creciendo, necesitan tomar el pecho menos frecuentemente y es posible que desarrollen una pauta de lactancia más predecible. Algunos lo hacen cada hora y media, mientras que otros pueden aguantar de dos a tres horas entre tomas consecutivas. Sin embargo, los recién nacidos no deben pasar más de unas cuatro horas sin alimentarse, incluso por la noche.

De esta manera, hasta que se regulariza la producción de leche, es recomendable amamantar al bebé a placer, es decir, cuando tenga hambre, probablemente entre cada hora y media y tres horas, aproximadamente. Es el bebé quien acostumbra a establecer el ritmo de las tomas, ingiriendo la cantidad que necesita.

Y es que no existen unas normas fijas en la alimentación del bebé, porque simplemente hay bebés que tienen más hambre que otros y comen con más frecuencia. Sin embargo, sí hay patrones básicos como el que se acaba estableciendo un horario regular entre tomas. Como referencia, a cada kilo de peso del bebé corresponden unos 30 centímetros cúbicos de leche. Con todo, no hay que forzar al bebé a que se acabe el biberón, si no lo quiere.

Cómo saber que el bebé tiene hambre

Se suele recomendar amamantar al bebé siempre que parezca tener hambre. Pero, contrariamente a lo que pueden creer algunas madres primerizas, el llanto es una señal tardía de hambre. Habría que darle de comer al bebé antes de que esté demasiado hambriento, pues se pondrá nervioso, molesto, y nos costará más tranquilizarlo.

Comprobar la hora es una buena forma de saber si el bebé está llorando porque tiene hambre o por alguna otra cosa. Si el bebé empieza a llorar solo una hora después de haber comido bien, probablemente no esté haciéndolo por hambre. Si, en cambio, mueve la cabeza de un lado a otro, abre la boca, saca la lengua, se lleva las manos y los puños a la boca, frunce los labios como si fuera a succionar, o restriega la boca contra los pechos de mamá, seguramente nos esté queriendo decir que siente hambre y que quiere comer, y así entender una correcta alimentación del bebé.

 

También te puede interesar:

La alimentación del bebé de 6 a 9 meses

La alimentación del bebé los primeros tres meses

El huevo en la alimentación del bebé

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...