diabetes infantil

5 cosas que debes saber de la diabetes infantil

Por la pediatra Emma Albiñana

Cuando voy por la calle me encuentro que la gente en general desconoce muchas cosas de la diabetes. Les suena a algo horroroso y esclavo, de personas con cierta edad que como no se implican en el cuidado de su salud acaban quedándose ciegos o con un dedo del pie amputado. Por suerte, a lo largo de mi carrera profesional me he encontrado con padres, que a pesar de su desconocimiento inicial y de la montaña rusa a la que iban a subir cuando su hijo debuta con diabetes, necesitan y quieren una formación y desterrar mitos. Por eso, a continuación voy a explicar 5 cosas que debes saber sobre la diabetes infantil.

La diabetes no es una enfermedad de personas mayores

La diabetes se presenta a cualquier edad, lo único es que así como en adultos la diabetes más frecuente es la tipo 2, en la infancia la más frecuente es la tipo 1, aquella en la que hay una destrucción de las células del páncreas que producen insulina. Esta destrucción es la mayoría de las veces por mecanismo autoinmune, aunque en otros casos no se encuentra el motivo. La insulina es una hormona que permite la entrada de glucosa en la célula para que sea utilizada como fuente de energía. Al no poder usar glucosa, ésta se acumula en la sangre y tanto esto como que las células no tengan energía son responsables de los síntomas del niño.

Si bebe mucho y orina mucho puede que tenga diabetes

Cuando una persona bebe mucho, lo normal es que orine también mucho. Si se dan estos dos síntomas quizás lo más importante sea plantearnos por qué bebe mucho (calor, comida salada, ejercicio abundante, dieta…), y una punción en el dedo para analizar la glucosa en sangre nos confirmará o descartará diabetes.

El aumento de glucosa en sangre provoca mucha sed, a la vez que satura el riñón. El niño bebe mucho líquido y también orina mucho. En la mayoría de los niños se dan más síntomas, ellos resultantes de la falta de energía, como son que el niño come mucho, está muy cansado y pierde peso. Dado que las células no pueden funcionar sin glucosa, en un intento de supervivencia se queman las grasas y las proteínas para obtener la fuente de energía pero a la larga es tóxico para el organismo y el niño acaba agotado y vomitando, quizás entrando en un proceso grave que se llama cetoacidosis.

El manejo adecuado de la diabetes infantil lo puede realizar cualquiera

Por supuesto que sí. Tras el debut, se realiza educación diabetológica durante el ingreso. Aunque inicialmente la formación es bastante general para ir controlando los primeros días, en las visitas sucesivas a la consulta se irán aumentando los conocimientos. El éxito por parte del médico para que cualquiera pueda manejar la diabetes es adaptar los conceptos a lo que entienda el paciente. El éxito por parte de éste para lograr un buen control consiste en experimentar y anotar las dudas, eso sí, siempre haciendo controles de glucemia para poder sacar conclusiones.

Cualquier situación, cuando es nueva, cuesta manejarla hasta que la conoces e incluso puedes anticiparte a lo que va a pasar. Con la diabetes infantil ocurre lo mismo, el paciente una vez conoce cómo su organismo va a reaccionar se siente cómodo en el manejo.

 Un niño con diabetes puede comer de todo

Desde luego que puede, aunque quizás no le compense. Me refiero a que algunas veces pensamos en si podría comer algo dulce tipo donut o helado y la respuesta es afirmativa. Debemos conocer las raciones de hidratos de carbono que supone que se coma dicho alimento y administrar la dosis de insulina que necesita y en el momento más oportuno para que la efectividad sea máxima. Si la pregunta fuera si debe comer esos alimentos la respuesta es NO, al igual que en el resto de las personas, que cuanto menos lo coman, mejor.

La diabetes no tiene cura

Hoy por hoy, la diabetes en adultos y la diabetes infantil NO tienen dura. En el caso de diabetes tipo 2 puede prevenirse su aparición pero no se cura si ya existe. En el caso de diabetes tipo 1 ni se puede prevenir su aparición ni se cura. Se habla de transplante de células madre, de islotes pancreáticos, de células beta… De momento, que yo conozca hasta la fecha, nada ha resultado efectivo. Ojalá el día de mañana se descubra un tratamiento curativo para la diabetes. Lo que está claro es que los primeros candidatos a tenerlo serán aquellos con buen control metabólico y sin aparición de complicaciones.

Si quieres realizar una consulta online con nuestra pediatra puedes hacerlo directamente desde aquí:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...